Enrique Vélez-García, MD, FACP

El Dr. Vélez-García obtuvo un Bachillerato en Ciencias, concentración en Química, “magna cum laude”, en la Universidad de Puerto Rico en 1956.  Siguió estudios de Medicina en la Escuela de Medicina de la UPR, donde se graduó en 1960.  Hizo su internado en Medicina Interna en “Barnes Hospital, Washington University School of Medicine en St. Louis, Missouri”, y luego prestó servicio militar en la Fuerza Aérea de los EU en la Base Aérea Yokota en Japón.

En 1963 regresó a Barnes en St. Louis, donde completó una residencia en Medicina Interna en 1965 y continuó su entrenamiento en un programa combinado de Hematología y Oncología Médica.  Regresó a Puerto Rico en 1967 para unirse a la Facultad del Departamento de Medicina Interna de la Escuela de Medicina de la UPR, como Catedrático Auxiliar en la Sección de Hematología en el Hospital Universitario en el Centro Médico en Río Piedras.

Siendo el primero en Puerto Rico con un entrenamiento formal en Hematología y Oncología Médica, su encomienda principal fue desarrollar la enseñanza y la investigación clínica en el campo de la Oncología Médica.  De inmediato, estableció la primera clínica para tratamiento y seguimiento de tumores sólidos y linfomas en PR, la cual sigue operando en la actualidad.

En 1969, el Dr. Vélez-García dio un paso trascendental en el desarrollo de la Oncología moderna en Puerto Rico al implementar el primer programa de ensayos clínicos auspiciados por el Instituto Nacional de Cáncer (NCI) en PR.  A su vez, fue nombrado investigador principal del SECSG (“Southeastern Cancer Study Group”), al lograr el primer donativo del NCI para apoyar la investigación clínica en cáncer en PR.

En 1979 fue nombrado Director de la Sección de Hematología y Oncología Médica, la cual dirigió hasta su retiro de la UPR en 1996.  De dicho programa han egresado la mayoría de los hematólogos y oncólogos médicos de Puerto Rico.

Por alrededor de 30 años, entre 1969-2000, desarrolló y supervisó la implementación de protocolos para ensayos clínicos en alrededor de 2,000 pacientes en la isla.

A comienzos de la década del ’70, fue el primero en aplicar protocolos de quimioterapia con múltiples drogas en pacientes de la enfermedad de Hodgkin y otros linfomas.  Dirigió estudios importantes de tratamiento de mieloma múltiple, y colaboró activamente en otros estudios de strongyloidiasis sistémica y sepsis en pacientes inmunosuprimidos.

En 1970 publicó una de las primeras series de utilización de laparotomías para determinación del estadío en la enfermedad de Hodgkin.

En 1987, se afilió al DFCI (“Dana-Farber Cancer Institute”), y como investigador principal del CALGB (“Cancer and Leukemia Group B”), fue pionero de la investigación clínica en pacientes con leucemias, y terapia combinada de radiación y quimioterapia en pacientes con cáncer de seno, cabeza y cuello y tumores gastrointestinales.

En 1989, estableció y consiguió la acreditación para el primer programa de entrenamiento combinado de Hematología y Oncología Médica en la isla.

En 1992, organizó en el Hospital Universitario la primera unidad de Quimioterapia Ambulatoria de Puerto Rico, y en 1997, obtuvo el donativo inicial para establecer el primer programa de Transplantes de Médula Ósea en Adultos, el cual se inauguró en 1998, como parte de la Unidad de Investigación de Oncología del Hospital Universitario, bajo su dirección.

El Dr. Vélez-García fue uno de los socios fundadores de la Sociedad Puertorriqueña de Hematología en 1971 y su presidente, por 4 años, (1973-1977) y director de su Comité Científico por una década, (1985-1995).  Fue nombrado “Fellow” del “American College of Physicians” (ACP) en 1974 y miembro del “New York Academy of Sciences”, en 1984.   En 1998, recibió el premio “Investigador Clínico Distinguido en Oncología”, por la Cámara de Representantes de PR.

A través de su trayectoria profesional fue invitado como profesor visitante a múltiples instituciones académicas en Puerto Rico, América Latina y Europa.  También, fue miembro de varios comités del NCI, a nivel nacional e internacional, siendo autor de 85 artículos y 190 abstractos y presentaciones científicas publicadas en revistas y congresos nacionales e internacionales.

Desde 1970 desarrolló su práctica privada en el Hospital Metropolitano, la cual trasladó a Clínica Las Américas de Hato Rey en 1992, y luego a la Torre San Francisco en Río Piedras, al fundar una sociedad profesional en 1995 con su estrecho colaborador, Dr. Angel M. Román-Díaz.  Luego, ambos, en unión a dos ex-discípulos, los doctores Sixto Pérez-García y Luis D. Flores-Cabán, inauguraron en marzo de 2011, el Centro de Oncología Integral en el Hospital Metropolitano, donde evoluciona en la actualidad un centro de avanzada para el tratamiento integral del paciente de cáncer y condiciones aliadas.